COMUNICADO URGENTE PARA MORIR DE PLACER
Y NO DE ABURRIMIENTO DURANTE EL CONFINAMIENTO

POR EL CORONAVIRUS


Oda a la Comida es un recopilatorio de relatos eróticos con sus correspondientes recetas, vinos y canciones para que la cuarentena resulte mucho más llevadera y hedonista.

Se trata de 10 odas a la fellatio y 10 al cunnilingus que recuperan la tradición de la literatura erótica para todos los géneros de la colección La Sonrisa Vertical

En la Agencia Amalgama hemos tomado la medida urgente de editar un libro enfocado al hedonismo más lujurioso y guloso, que abogue por aumentar los niveles de serotonina y endorfinas, esas hormonas de la felicidad que necesitamos para impedir que la rutina y el tedio del confinamiento hagan mella en nuestra alegría de vivir.

Ante la evidencia de que muchos y muchas estamos recurriendo al whatsex y el porno tiene sus limitaciones, hemos apostado por el erotismo unisex con esta recopilación de diez Odas a la Fellatio y, por supuesto, otras diez Odas al Cunnilingus.

Si bien, dado que los preliminares de un buen orgasmo también pasan por el gozo de escuchar música, comer y beber, cada relato va acompañado con una canción de una lista de Spotify, una receta y un vino para maridar y disfrutar del presente.

El equipo: en el proyecto hemos trabajado a destajo el Chef Branly Coy, que es nada más y nada menos que el cocinero privado del actor Tommy Lee Jones; la artista y diseñadora todoterreno Eva Seral, co-autora de Poesía en Piedra; un misterioso ghost writer de la Agencia Amalgama y su editora, la periodista especializada en sexología, gastronomía, vinos y viajes Elisabeth G. Iborra, autora del bestseller Anécdotas de Enfermeras, entre otros 21 libros. El prólogo corre a cargo de la escritora especializada en sexología Celia Blanco, directora de contenidos del podcast Con todos dentro y colaboradora de EL PAÍS en la sección Mordiscos y tacones.